Blog

Conoce el mundo de la negociación

4 consejos para manejar la ansiedad

4 consejos para manejar la ansiedad

Si algo es muy normal y frecuente en una negociación es sentir nervios y que estos te jueguen en contra, te impidan pensar con claridad y hasta te hagan olvidar tus ideas. Aunque lo peor es el sentimiento de que la otra persona sacará provecho de ello y te ganará la negociación.

Por esta razón, hay cuatro consejos esenciales para manejar los nervios en una negociación que te permitirán llevar adelante esta última de manera más adecuada.

Consejo 1. Prepárate bien y no improvises

Debes preparar con tiempo una negociación antes de su inicio con el fin de tener todo muy claro y demostrarlo a las partes involucradas. Así, te sentirás también más seguro y convincente respecto a tus ideas y objetivos, lo que incrementará tus probabilidades de obtener un resultado exitoso.

Consejo 2. Expone de a una idea por vez

Sobre todo en una negociación larga y compleja, es muy probable que tengas varias ideas para exponer y que, con el fin de terminar cuanto antes, menciones y trates todas juntas.

Aunque esto último es lo más sencillo, lo más recomendable es hacer exactamente lo contrario: trabajar de a una idea por vez de manera profunda y detallada hasta cerrarla por completo.

Además, si haces esto lograrás un mejor impacto en las otras partes y, claro está, contarás con mayores probabilidades de conseguir un resultado favorable. En paralelo a esto recuerda no dejarte influenciar por la ansiedad del otro.

Consejo 3. Escucha atentamente

Hacer el esfuerzo de escuchar atentamente a la otra persona te permitirá a ti (en dicho lapso de tiempo) tranquilizarte, pensar bien tus ideas y, fundamentalmente, controlar tus nervios para que luego no te perjudiquen.

Al mismo tiempo, la escucha es esencial para ti también cuando te toque hablar y es una acción imprescindible para alcanzar acuerdos y mantener un buen y civilizado vínculo entre las partes.

Recuerda, además, que, si escuchas atentamente al otro, demostrarás empatía y ganas de que la negociación se desarrolle en los mejores términos.

Consejo 4. Utiliza técnicas de relajación

Aparte de la escucha, las técnicas internas de relajación son muy recomendables durante el transcurso de una negociación, sobre todo si careces de experiencia en las mismas.

La respiración, la concentración, centrarte en determinadas cuestiones sin aludir a otras en simultáneo y negociar de forma pacífica y sin apuros, entre otras, son cuestiones que debes considerar esenciales para una negociación.

Cabe destacar que todas las técnicas mencionadas pueden evidenciarse fácilmente, lo que te permitirá transmitírselas a las otras partes involucradas y que estas también las implementen.

Así, la negociación se llevará adelante en el marco de un contexto muy favorable y, probablemente, todo finalice de la mejor manera más allá de quien resulte beneficiado con el veredicto final.

Add comment


Chatiemos !
Hola negociador/a !
En qué puedo ayudarte?
Powered by