Blog

Conoce el mundo de la negociación

3 técnicas para lograr un ambiente de confianza en la negociación

3 técnicas para lograr un ambiente de confianza en la negociación

En toda negociación, mantener un buen vínculo es una de las mejores alternativas para alcanzar los objetivos anhelados. Para eso hay que generar confianza, la cual permite comprender a la otra persona, conversar en buenos términos y evitar complicaciones que retrasen todo.

Por esta razón, hay al menos tres técnicas a implementar que son muy recomendadas y marcan un antes y un después en todo ambiente al momento de negociar contratos, trabajos, días y horarios y funciones. Agilizan los procesos, optimizan la comunicación y, lo más importante, otorgan una ventaja para ambas partes.

1° técnica: Ganar-ganar

Consiste en mantener una misma bajada de línea a partir de la idea de llegar a un acuerdo que resulte beneficioso para todos. También reducir los posibles conflictos y resentimientos con el fin de ocasionar un clima tenso que dificulte la negociación y perjudique a las partes.

Se trata de un beneficio mutuo que, a su vez, resulta muy positivo de cara al futuro ya que los negociantes continuarán siendo, por ejemplo, compañeros de trabajo o simplemente compartirán un mismo espacio de trabajo que implicará mantener un vínculo.

2° técnica: Realizar negociaciones por compromiso

Ante la imposibilidad de soportar que otro pueda salir ganando, con este tipo de negociación se busca llegar a un acuerdo superficial, que implica fortalecer los beneficios ajenos a las partes para sentirse más conformes.

Además, esta técnica les permite a las partes saber que evidenciarán pérdidas o que ninguno obtendrá una gran victoria. De este modo, la negociación final se hace mucho más simple y menos estresante.

Pero lo más importante es que esta negociación genera confianza y resulta ideal para contextos en los que se debe actuar con rapidez, que es lo que sucede muchas veces.

3° técnica: La planificación, la rigurosidad y el respeto como base principal

Se trata de los tres factores o conceptos básicos que deben estar en la idea de las personas antes de empezar a negociar entre sí. Para ello se recomienda, por ejemplo, preparar la negociación con varios días de anticipación y así tener tiempo para informarse respecto a las ventajas o desventajas de algo.

También la planificación contribuye notablemente a evitar imprevistos, situaciones incómodas o resultados que perjudiquen al menos a una de las partes involucradas.

Al mismo tiempo, las muestras constantes de respeto y la idea de que ambos se encuentran en la misma situación lleva a una mayor confianza y, claro está, a una mayor rapidez de negociación y posibilidades de obtener los resultados deseados.

Add comment


Hablemos por chat!
Hola negociador/a !
En qué puedo ayudarte?
Powered by