Blog

Conoce el mundo de la negociación

3 posibles resultados que se pueden presentar en una negociación

3 posibles resultados que se pueden presentar en una negociación

Cuando comienzas una negociación debes saber que, más allá de su duración final, puedes obtener un resultado que iguale o hasta supere tus expectativas o uno que te decepcione por completo.

Por esta razón, debes entablar una negociación con confianza, aunque no de manera excesiva justamente por los riesgos de no conseguir lo deseado. Si bien la negociación puede culminar con distintos resultados, hay al menos tres muy frecuentes a los que tienes que saber cómo proceder.


1. Resultado mínimo esperado

Significa que se logra (o recibes) lo que menos esperabas dentro de las opciones que te imaginabas; por ejemplo, te podían ofrecer 80, 100 o 130 dólares y, finalmente, te conceden 80.

En estos casos debes, por un lado, pensar en la parte positiva: obtuviste un monto dentro de lo esperado y es mejor que otro menor y, claro está, muchísimo mejor que no haber obtenido nada.

Pero, a su vez, no te sientas satisfecho ni des por terminada de inmediato la negociación; consulta, insiste y agota todos los recursos posibles con el fin de incrementar dicho monto.

Piensa también en cuánto te beneficias tú y cuánto la otra parte ya que lo ideal en toda negociación es que el beneficio sea parejo.

2. Resultado esperado

En este caso sucede algo similar al resultado mínimo esperado, aunque es más lo positivo que lo negativo; por un lado, alcanzas lo anhelado, pero, por otro, debes pensar: “Si llegué a esto, ¿Por qué no puedo, aunque sea, un poco más?”

Incluso, si tus expectativas iniciales eran muy altas, puedes decirte a ti mismo: “Si se logró tanto, por qué no pueden dar u ofrecer un poquito más”

De todos modos, puede suceder que, aunque consigas el resultado esperado, la otra parte resulte aún más beneficiada. Esto último es lo que determinará tu nivel de satisfacción final y si te conviene, o no, continuar negociando.

3. Resultado por sobre lo esperado

Se trata de la mejor noticia que puedes recibir; esperabas un número y te encuentras con uno mayor que creas imposibles o que, al menos, no imaginabas.

Sin embargo, este resultado puede deberse a que la otra parte cedió mucho y, por lo tanto, terminó perdiendo mucho o que se modificaron ciertas condiciones y eso te benefició notablemente.

En cualquier caso, es recomendable disimular o no hacer tan evidente la victoria y actuar como si fuera un resultado esperado.

Además, piensa en las consecuencias a futuro; por ejemplo, no te sirve de nada salir ganando en esta negociación para, en un futuro cercano, perder en otras; intenta hacer un equilibrio y finalizar las negociaciones de la mejor manera.

Add comment


Hablemos por chat!
Hola negociador/a !
En qué puedo ayudarte?
Powered by