Blog

Conoce el mundo de la negociación

3 formas para evitar una negociación confrontacional

3 formas para evitar una negociación confrontacional

Cualquiera sea la actividad que realizas o el rubro al que perteneces, la negociación es un proceso que se desarrolla de manera constante y por diferentes razones. Por ello es importante que se lleve delante de manera óptima y que finalice bien más allá del veredicto final.

Así, la confrontación es muy frecuente en la negociación y es algo que debes evitar siempre; Es fácil caer en ella y no sirve para nada ya que solo ocasiona retrasos en la negociación, disminuye las probabilidades de alcanzar lo anhelado y altera el vínculo con las otras partes.

Por esta razón, debes tener en cuenta al menos tres formas para evitar la negociación confrontacional que te permitirá negociar mucho mejor y tranquilo.

Forma 1. No hacer comentarios malintencionados

La confrontación siempre tiene un origen y, en el caso de una negociación, uno de ellos puede ser un comentario malintencionado por parte de alguno de los involucrados.

Esto genera sensación de malestar o enojo en todos los miembros y, en consecuencia, la negociación se vuelve muy confrontacional y todo el ambiente se altera.

Por todo esto, debes pensar bien antes de hablar y realizar algún comentario y nunca perder la seriedad. Se trata de los dos principios básicos para no caer en una confrontación perjudicial para todos.

Forma 2. Intentar el método win-win

Una de las razones principales que llevan a una confrontación en una negociación es la puja constante por ganar como sea y que la otra parte pierda.

Por ello para evitar que la negociación resulte muy confrontacional se recomienda que busques siempre el método win-win, el cual consiste en hacer todo lo posible para que ambas partes terminen ganando y en condiciones muy favorables.

Así, no solo impedirás la confrontación, sino que la negociación se desarrollará más rápido y será menos estresante para todos los involucrados, quienes además se sentirán más motivados a continuarla y, luego, la culminarán de manera óptima.

Forma 3. Piensa en el mediano y largo plazo

En muchos casos, una negociación no consta solamente de un proceso que empieza y culmina en algunas horas o días, sino que va más allá.

Por ejemplo, cuando se trata de una negociación entre miembros de una empresa, el resultado de esta última influirá notablemente en el vínculo del día a día.

No obstante, nunca sabes si las personas con las que negocias trabajarán contigo o formarán parte de algún proyecto en conjunto, por lo que siempre debes quedar bien y priorizar el bien común.

Recuerda también que la confrontación no solo perjudica el vínculo entre los involucrados, sino que tampoco te asegura ganar la negociación o conseguir lo que tanto anhelas. Se trata de hacer las cosas de la mejor manera y sin dañar a otros.

Add comment


Hablemos por chat!
Hola negociador/a !
En qué puedo ayudarte?
Powered by